Ensayo literario crítico con la poesía íntima de Gustavo Adolfo Bécquer

       

En el siguiente post, recopilaremos los pilares fundamentales en la obra de Bécquer que son tratados y reflexionados en mi ensayo literario: "Religiosidad, miedosidad y cementeriosidad en la obra de Bécquer".

Ensayo literario crítico con la poesía íntima de Gustavo Adolfo Bécquer

Gustavo Adolfo Bécquer es uno de los poetas españoles más famosos de todos los tiempos. Su obra ha resistido el paso del tiempo y hoy se considera una obra maestra del posromanticismo. Sus poemas se caracterizan por su temática intimista y su lenguaje sencillo, que los aleja del estilo ampuloso de los anteriores poetas románticos. En el siguiente post, recopilaremos los pilares fundamentales en la obra de Bécquer que son tratados y reflexionados en mi libro: "Religiosidad, miedosidad y cementeriosidad en la obra de Bécquer". 

 

Biografía 

Empecemos conociendo a Gustavo Adolfo Bécquer que nació en Sevilla en 1836. Su padre, Manuel María Domínguez Bastida, era pintor y profesor de arte en la Universidad de Sevilla. Su madre, Alejandra Domínguez y Bastida, murió cuando él tenía sólo tres años. Él era el menor de tres hijos, y sus hermanos eran María Luisa (que estuvo casada con el pintor Antonio Gisbert) y Manuel (que murió joven). El padre de Bécquer se volvió a casar cuando él tenía sólo seis años, y su madrastra fue Concepción Gutiérrez de Mendoza y Agun. La relación de Bécquer con su madrastra no era buena, y más tarde escribiría varios poemas sobre ella. 

Bécquer mostró un temprano interés por la literatura y las artes. Comenzó a escribir poesía con sólo trece años, y su primera obra publicada apareció en el periódico El Contemporáneo cuando sólo tenía dieciséis años. También empezó a pintar y a grabar, pero no tuvo mucho éxito en estas actividades. 

En 1855, Bécquer se trasladó a Madrid con su hermana María Luisa y su marido Antonio Gisbert. Al principio, trabajó como periodista en varios periódicos y revistas. También escribió poesía, y su primer libro de poemas, Rimas, se publicó en 1857. El libro no fue bien recibido por la crítica literaria de la época, pero no desanimó a Bécquer a seguir escribiendo. 

En 1860, Bécquer regresó a Sevilla. Entabló amistad con el escritor José Zorrilla, y los dos hombres solían pasear juntos y discutir sobre literatura. Zorrilla ayudó a Bécquer a publicar su segundo libro de poemas, Rimas sacras, en 1862. Este libro tuvo mejor acogida que el primero, pero Bécquer seguía sin alcanzar el éxito literario. 

En 1865, Bécquer se traslada de nuevo a Madrid. Se hizo amigo del escritor y periodista Juan Valera. Valera ayudó a Bécquer a publicar su tercer libro de poemas, Rimas humanas y divinas, en 1869. Este libro también fue bien recibido por la crítica literaria, y Bécquer alcanzó por fin cierto nivel de éxito. Bécquer siguió escribiendo poesía hasta su muerte en 1870. También escribió varios relatos cortos, que fueron recopilados y publicados póstumamente. Hoy en día, Bécquer está considerado como uno de los poetas españoles más importantes de todos los tiempos. 

 
 

Los miedos terroríficos becquerianos 

  • La muerte. Gustavo Adolfo Bécquer era un hombre al que le aterrorizaba absolutamente la muerte. Esto es evidente en muchos de sus poemas, que a menudo tratan temas de mortalidad y el miedo a morir. En el poema "El Beso", por ejemplo, Bécquer reflexiona sobre la fugacidad de la vida y cómo el amor es lo único que realmente puede vencer a la muerte. 

  • La religión: Otro de los grandes temores de Bécquer era la religión. Fue criado como católico, pero más tarde en su vida empezó a tener dudas sobre la religión. Esto es evidente en su poema "La monja", que trata de una monja que empieza a dudar de su fe y finalmente se vuelve loca. 

  • El amor: Aunque Bécquer tenía miedo a la muerte y la religión, también fue un gran amante. Esto es evidente en sus poemas sobre el amor, que son algunos de los más bellos y románticos jamás escritos. En el poema "Amor", por ejemplo, Bécquer reflexiona sobre cómo el amor es lo único que realmente importa en la vida. 

  • El cementerio: Uno de los lugares que más temía Bécquer era el cementerio. Esto es evidente en su poema "El cementerio", que trata de un hombre que es perseguido por los fantasmas de las personas enterradas en el cementerio. 

 
 

Cómo el amor marcó la vida de Bécquer 

El amor fue una de las cosas más importantes en la vida de Bécquer. Estaba profundamente enamorado de su mujer, Rosalía de Castro, y eso se nota en sus poemas sobre ella. En el poema "Amor", por ejemplo, Bécquer reflexiona sobre cómo el amor es lo único que realmente importa en la vida. Bécquer también estaba profundamente enamorado de su obra. Esto es evidente en el poema "La musa", que trata de cómo la musa de Bécquer le inspiró a escribir poesía. 

El amor de Bécquer por su obra le llevó a convertirse en uno de los poetas españoles más famosos de todos los tiempos. Su obra ha resistido el prueba del tiempo y sigue siendo considerada una obra maestra del posromanticismo. 

 

Cómo la muerte marcó la vida de Bécquer 

La muerte era una de las cosas más importantes en la vida de Bécquer. Como ya hemos dicho, Bécquer tenía un miedo absoluto a la muerte. Esto es evidente en muchos de sus poemas, que a menudo tratan temas de mortalidad y el miedo a morir. Este miedo viene dado porque Bécquer veía la muerte como el gran enemigo del amor.  

El miedo de Bécquer a la muerte le llevó a escribir algunos de los más bellos y conmovedores poemas sobre el amor y la muerte jamás escritos.  

 

Cómo la religión marcó la vida de Bécquer 

La religión fue otra cosa importante en la vida de Bécquer. Como hemos dicho, Bécquer fue educado en el catolicismo, pero más tarde en su vida empezó a tener dudas sobre la religión. Esto es evidente en su poema "La monja", que trata de una monja que empieza a dudar de su fe y finalmente se vuelve loca. 

Las dudas de Bécquer sobre la religión le llevaron a escribir algunos de los más bellos y conmovedores poemas sobre el amor y la muerte. 

 
 

Jesús Viñuales Monzón. Religiosidad, miedosidad y cementeriosidad en la obra de Bécquer

En mi ensayo literario, estudio los diferentes aspectos de la vida de Bécquer que marcaron su obra. En mi libro podrás encontrar las reflexiones sobre: 

- Recopilación de los miedos terroríficos becquerianos. 

- El espejismo religioso marca dramáticamente la existencia de Bécquer. 

- El amor maquilla y desdibuja la propia afectividad humana, como en el caso de Bécquer. 

- No se puede regalar la propia afectividad: sólo se puede sentir la propia afectividad personal. 

 
 

Creo que estos tres aspectos fueron algunos de los más importantes en la vida de Bécquer y que influyeron profundamente en su obra. 

Puedes adquirir mi libro haciéndo click aquí. ¡Espero que disfrutes!

¡Gracias por tu tiempo! 

Publicado el 28/6/2022

       

RSS 2.0 (Blog Mecahoramismica)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios